SEGUIMIENTO OLIVAR 2020. Brotes: 8 de marzo de 2020.

Olivar y plantas de jaramago, fiel aliado del olivo frente al verticilium.

Volvemos a presenciar otro año atípico en cuanto a precipitaciones y clima. No cabe duda de que "el cambio climático" lo tenemos muy presente.

Aunque salvados por el momento, las lluvias vuelven a ser escasas para lo que solía ser antaño. Los fríos tampoco han llegado como debiera ser, por lo que el letargo del olivo no ha tenido lugar.

Aún así, la naturaleza aprovecha todos los recursos existentes, y podemos apreciar unos campos llenos de vida tras las últimas precipitaciones.

El olivar anda un tanto despistado dadas las circunstancias que le rodean. La no parada en la circulación de la savia y las temperaturas impropias de la época (hoy, día 11 de marzo de 2020, llegaremos casi a los 30ºC), hacen que el olivo experimente un desarrollo que no es acorde a las fechas.

Si el año pasado ya ocurría esto (puede verse artículo de nuestro blog: Seguimiento olivar: 20 de marzo de 2019. ), este año vuelve a ocurrir pero de forma más anticipada.

Ahora toca aguardar para ver qué nos acontecerá en los meses venideros. Ojalá vengan lluvias abundantes que puedan solventar la carencia de humedad de nuestros suelos, y hacer que la floración sea próspera.

Juan José Mercado Gavilán.

Lahiguera a 11 de marzo de 2020.