Nuevos brotes en el olivar: 20 de marzo del 2019.

Tras la recolección y el invierno, el olivo comienza de nuevo su ciclo de desarrollo del fruto.

Desde las axilas formadas entre las ramas y hojas, brotarán las yemas. Entonces comenzarán a verse "las manecillas", asi llamadas por los lugareños dada su similitud con una pequeña mano de dedos juntos.

El ciclo se ha adelantado este año; todo lo contrario de lo que ocurriera el pasado año 2018.

La ausencia de frío y lluvia, así como un calor inusual en las fechas que corren, ha dado lugar a que la naturaleza se adapte a esas circunstancias.

El olivo aún mantiene su buen color a pesar de la excasez de agua, pero toca aguardar y ver la evolución en los meses venideros.

Entre tanto levantamos cada día la mirada al cielo, seguimos mejorando la instaciones de riego de una de nuestras fincas para salvaguardar la producción de año tras año.

BAJO EL OLIVO: Escena tradicional del leve descanso tras el almuerzo.

En breve iremos ofreciendo cómo evoluciona la floración, deseando que para entonces nos haya caido algo de lluvia sobre nuestros campos.

Juan José Mercado Gavilán.

Lahiguera a 20 de marzo del 2019.