Seguimiento olivar: 4 de abril del 2019.

Tras unos quince días desde la anterior publicación, a fecha de 4 de abril, vemos la evolución de esos brotes que pronto se transformarán en flor.

La ausencia de agua de lluvia sigue siendo la tónica, también acompañando temperaturas relativamente altas para la época del año.

He aquí la muestra y su desarrollo.

Queda esperar para ver si se cumplen las previsiones meteorológicas y los campos reciben algo de agua caida del cielo; también la consecuente bajada de temperaturas. Ello podría regular en cierto modo el adelanto que está experimentando la floración.

En unos pocos días volveremos a ir dando detalle de lo que va ocurriendo en el campo de olivos.

Hasta pronto.

Para ver comparativas de años anteriores, dejamos estos enlaces: